Historia

100 años de historia en Gijón

Fue a principios del pasado siglo, en 1918, cuando José Roibás comenzó con un pequeño negocio de joyería en el número 24 de la popular Calle Corrida de Gijón. De origen gallego, se afincó en nuestra ciudad con ilusión y vocación de permanencia.

Una década después pasa el testigo a su sobrino Antonio Roibás Pena, persona muy emprendedora, que con gran sacrificio y tenacidad, pese a ser tiempos muy difíciles, da continuidad a la empresa y provee a la clientela de Gijón de artículos de joyería y relojería muy novedosos y atractivos. Llega a tener tres locales abiertos en la ciudad y en 1957 hace una gran reforma en el antiguo Maisón Dorée situado en el número 16 de la Calle Corrida convirtiéndolo en un local comercial a semejanza de los de las grandes capitales europeas. Este emplazamiento, con remodelaciones posteriores, es la ubicación actual de Joyería Roibás.

Fallecido en 1965, Antonio da paso a su hijo Carlos Roibás de Inza. Este relevo supone el paso definitivo en la orientación y modernización del negocio, incorporando las Marcas de relojería más prestigiosas y joyería de alta expresión con diamantes y piedras preciosas de gran calidad y valor. Se acude con frecuencia a ferias y mercados exteriores seleccionando piezas de gran relieve en unos años de gran actividad económica.

A finales de los 90 se produce una nueva trasmisión poniéndose al frente Carlos Roibás López, gemólogo y especialista en diamante por el IGE. Se renuevan los talleres incorporando el diseño y prototipado digital y se instala un laboratorio de análisis gemológico en el propio local para la confección de certificados de diamantes y piedras preciosas que se adjuntan con las piezas vendidas.

A punto de cumplir un siglo, seguimos con la misma ilusión y esfuerzo que empleó nuestro antecesor y fundador José Roibás.

Obras
Aguinaldo
Calle Corrida
Publicidad
Revista